jueves, 2 de enero de 2014

La experiencia del contemplar


Siempre el escribir se puede volver toda una hazaña, aún más con una lap-top & un dolor de espalda sobre mí. 
La salud te sorprende cuando deja de pronto, por un momento de existir; uno olvida lo que es estar completamente sano porque es tan fácil vivir así, sin pensar. 
No recuerdo la última vez que un dolor tan fuerte me llegara a sacudir hasta la razón, pero agradezco éste tan heroico corazón que continuamente me recuerda que el sentir hasta de todo nos da las herramientas que necesitamos para permanecer, justo aquí: 
En el pensar, en el meditar, en el sentir; sin recibir nada a cambio, sólo la fina dicha de la experiencia del contemplar. 
Y eso, es más que suficiente para renacer.

Ahora el año inicia, listos todos con nuestras hojas en blanco de los días venideros, con lápiz en mano y una caja de colores, con la ligera esperanza de sencillamente "estar" & "hacer" para luego compartir, pero antes de todo, es más fácil "estar" & "hacer" transformando primero el "ser", es el que se nos dificulta más re-acomodar & re-decorar, pero es necesario; es el que nos llenará de dicha & alegría, es como una habitación cálida pero aún vacía, lista para ser llena de cosas nuevas, buenas & saludables, para que simplemente todo nuestro compartir y todas nuestras hojas por escribir en éste 2014 sean compuestas aún mejor. 

Ahora bien,
¡A disfrutar de la fina dicha de la experiencia del contemplar!




Fotografía por: Alex Espinosa