sábado, 11 de enero de 2014

Sólo así

La música siempre nos ayuda a encontrar la luz al final del túnel. Siempre.

Ése pequeño pasadizo que muchas veces nos parece eterno cuando la oscuridad del intenso momento nos revela una infinidad de pensamientos. 
Ahí es donde la visión del corazón se aclara y se activan todos las ideas perdidas, es ahí donde ponemos en práctica la paciencia y recordamos que las sensaciones nos hacen ver más allá de lo que imaginamos percibir a simple vista.

Hoy, nuestros sentidos que alguna vez habíamos pensado haber perdido se muestran amables y presentes para rescatarnos y ser la guía a la completa sanidad.

Es así cuando se escucha de verdad.
 
Cuando nuestro cuerpo nos habla desde un pequeño dolor hasta ése estado dónde el todo nos mantiene inmóvil, en ese instante nos es necesaria que la introspección, la meditación y la conversación interna, ésa, la mas antigua, nos hable y nos muestre qué cambiar. 
Siempre es fácil aliviar un síntoma, y aún más olvidarse de ello.
Pero es cuestión de valientes recordar que sólo escuchando a través de la luz del cambio miraremos el final del oscuro túnel.
Sólo escuchando.

Sólo así.
Escuchándonos. 



Fotografía por: Alex Espinosa