martes, 4 de febrero de 2014

Momento

Querido café al doble: Me hiciste falta hoy. 
El cansancio se hace evidente en martes.

Aún así, ya esperaba éste momento. 
Para re acomodar mi sentir, despejar la mente, limpiar el entorno, ajustar las ideas y agudizar los oídos. 

Sentirse en casa en compañía de las palabras para tratar de entender porqué las sensaciones siguen siendo un misterio. 
¡Qué imposible descifrarlas todas! 
Imposible descifrarlas a la perfección. 

Llega la necesidad inminente de sentirse como en caída libre.
Ahí donde es imposible dar un paso hacia atrás. 
Ahí donde a pesar de quedarse quieto por segundos y permanecer en silencio por minutos sabes que en algún momento el siguiente paso es volar. 
Aventarse, la única salida. 
Aventarse, la única opción que nos hará despertar. 

Para vivir sin temor.
Así el amor permanecerá a nuestro lado. 
Siempre. 

Vivir con amor. 
Así el temor se irá de nuestro lado. 
Para siempre.

Aventarse y disfrutar.
Para recordar mi sentir, silenciar la mente, apreciar el entorno, aceptar las ideas y descansar los oídos. 
Esperaba ése momento. Aún más.




Fotografía por: Alex Espinosa