jueves, 13 de febrero de 2014

Recurso inagotable

Cuando la risa nos encuentre: ¡Qué felicidad! 
Un recurso inagotable.

Podemos estar seguros que nuestra capacidad de asombro aún sigue intacta. Es el detonante preciso para aliviar un día gris, el motivo perfecto para no tomarse tan en serio la imperfecta cotidianidad. 

Cuando la risa no se encuentre: ¡Búscala! 
Un recurso renovable.

Es el saludable antídoto. El impulso necesario para darse cuenta que las pequeñas discusiones sin sentido muchas veces son tan sólo conversaciones pendientes que se olvidaron atender. 
Todo volverá a su debida normalidad, todo irá bien si la escuchas hablar entre la sarcástica cotidianidad. 

¡Que la risa nos fotografíe el alma, nos ejercite el cuerpo, nos ilumine el rostro, aleje los malos ratos, nos mueva el pensamiento y sane la soledad! 
Si la dejamos vivir, aún podremos vivir. 



El renovable, inagotable y saludable antídoto




Fotografía por: Alex Espinosa