domingo, 9 de febrero de 2014

Sobreexposición

¿Con qué frecuencia utilizamos la paciencia?
Girando en torno a ella se visualiza mejor. 

¿Con cuánta congruencia disfrutamos la belleza?
Restaurando la riqueza de la pureza se recicla incluso la naturaleza.

El reto es convertirnos en algo más que meras sensaciones adictivas. 
Construyamos la fuerza del ser a través de patrones rítmicos de arquitectura natural, benéfica y duradera para que rescatarnos deje de ser tan sólo un sueño. 

Que tomar sol y beber agua sean la energía diaria. 
Que el viento y el mar se conviertan en el alimento matinal. 

Comerse al mundo, la prioridad.

La semana inicia con un trago de luz y un toque de música. 

Así el hambre de creatividad será saciada por la fuente inagotable de inspiración.

En la fotografía, en la construcción, en la música, en la vida: 
Lo que está más iluminado sobreexpone lo/el negativo.

Lo que se usa con frecuencia, se utiliza con paciencia.



Fotografía por: Alex Espinosa