lunes, 3 de febrero de 2014

Transformar

Sentir que sale el sol pero uno prefiere quedarse en casa.
De esos días en que la oscuridad nos da miedo y hablar también.

Saber que todos prefieren quedarse en casa y uno desea tanto salir. 
De esos días en que la luz encandila y el silencio incomoda.

¡Que vengan ésos momentos! 
Así sabremos de qué estamos hechos.

Donde todo parece estar al revés.
Donde nos cuesta escuchar y nos aturde pensar.
Donde explicar no es nuestra mejor virtud y entender tampoco. 

No importa donde estemos, siempre seremos encontrados.
No importa qué tanto nos tardemos, algún día habremos de llegar.

El propósito del presente es alejarnos del pasado y prepararnos para el futuro. Enseñarnos que no todo está perdido. 

Todo inicia aquí.
Desde el otro lado de la moneda. 
Desde el otro lado del río.

Recuperemos las fuerzas. 
Para que nada se vuelva a destruir ni a crear. 

Sigamos. 
Para que tan sólo se siga transformando. 



Fotografía por: Alex Espinosa