jueves, 13 de marzo de 2014

Predecible reacción

Volver a crear una nueva oportunidad es como revivir el momento una vez más. Ésta vez sin temores. 

Me encantaría pensar en la posibilidad de que nuestro presente sea una segunda representación de la realidad, así no tendríamos a la duda como factor sorpresa sino a la certeza como fiel aliada para actuar por fin con claridad. 

Es sencillo si lo piensas dos veces, complicado si lo meditas un millón, las sensaciones son precisas a nuestra visible intención. 

Perdemos enfoque en la luz cuando fijamos la vista con demasiada tensión. Basta un segundo para darse cuenta de nuestra natural y predecible reacción.

No falta explicación alguna cuando decidimos dejar todo atrás, ahora tan sólo palpita la mera sensación de continuar. 

¡Qué alivio despertar! Todo vuelve a su forma original. 




Fotografía por: Alex Espinosa