martes, 15 de abril de 2014

El sueño indicado

Continuar, continuar, continuar a pasos lentos y seguros pero siempre continuar. Todo gira, todo va y vuelve; todo corre y ocurre en algún momento. Detenerse a contemplar es aún mejor, atrapar al viento con un suspiro, regresar a tiempo antes de que la noche no nos permita continuar.

¿Qué sucedería si todo volviera a empezar? Nada es perfecto, de seguro fallaría algo más. No es el caso entristecerse por viejas desgracias, ni intentar reparar las antiguas fallas. Estamos de paso, estamos de frente al camino del presente latente. El futuro es nuestro puente. Disfrutemos de ése nuevo impulso.

Si no hay fuerzas, generemos nuevas, busquemos ésas buenas razones que sacuden desilusiones. La esperanza llega, siempre llega. Continuemos viajando y no perdamos de vista el sueño indicado. 





Fotografía: Alex Espinosa