miércoles, 9 de abril de 2014

Repetirse

Fotografía: Alex Espinosa

Brillar aún siendo repetitivos. Ésa es la cuestión. Siendo de forma similar y de colores parecidos, la función y el propósito no siempre coinciden. No cabe duda que podríamos tener el mismo aspecto y sin embargo no generar la misma intensidad de luz. El espacio muchas veces nos parece un poco reducido para tal destello, pero quién no agradecería un camino mejor iluminado. Muchos. 

Entrar a una tienda de artículos de segunda mano nos pone a pensar seriamente en todos los artefactos que son desechados por el simple hecho de que ya no son considerados útiles para el diario vivir. Algo viejo o en desuso, algo fuera de moda o de mal gusto hace que sean botados de la vista. Eso es un pensamiento muy cotidiano en éstos días, "lo que no sirve a la basura" se llega a oír de manera común, y sé que hay mucha razón en ello; pero reutilizarlos es darle una segunda vida a lo que se creía ser ya un desecho. 
Nuestros pensamientos a veces sólo necesitan cambio de foco, no necesariamente desecharlos por completo. Siendo seres que tenemos la capacidad de renovar nuestro intelecto, nuestro entendimiento, nuestra perspectiva y propósito somos capaces de darle una nueva oportunidad a lo que alguna vez creímos era una idea totalmente absurda, obsoleta y disparatada. A veces sólo se necesita que el tiempo haga su labor, y que lo que estaba fuera de época se convierta en lo más valioso, eso a mi manera de ver se llama visión. Curiosamente, lo que antes era un disco de vinilo viejo y empolvado hoy en día se cotiza bastante alto por considerarse "vintage". Tal vez un par de ideas guardadas hoy tengan más sentido que antes. Todo se transforma, no hay pérdida alguna. 
Así que repetir patrones que nos hagan brillar seguirá siendo siempre el mejor consejo.