jueves, 17 de abril de 2014

Sonríe

La sensación de percibir que estamos vivos es como aquél sueño lúcido donde al despertar te das cuenta que la locura se encontraba en la realidad. La ironía también existe en la vigilia. 

¿Cómo entender el ritmo disparatado y constante del corazón? ¿cómo es que vivimos tan despreocupados por su exacto palpitar? Confiamos y creemos en la idea de que jamás se detendrá. Si tan sólo una pequeña reflexión nos llevara a iluminar las buenas ideas, quitaría de nuestra extensa lista de pendientes las dudas oscuras e incongruentes que llenas de envidia nos impiden caminar. 
Es casi imposible precisar los cambios constantes del mundo, pero sí sé que podemos conocer bien aquellos de nuestro interior. Nada fácil, es cierto; pero la constancia hace mejor todo y eso es una gran diferencia. 
Ya contamos con lo necesario y aún más. Sonreír por ejemplo, siempre es y será el primer y mejor paso. 



De la frase "Sonríe, es gratis". Mural por Acción Poética Ensenada

Fotografía: Alex Espinosa