domingo, 4 de mayo de 2014

¡Aprovecha el día imitando su son!

La mediodía se detuvo en el umbral de la puerta para recibir al viento fresco. Me alegra se hayan encontrado así como de costumbre en domingo. 

Saber que la vida nos da así la bienvenida con cada amanecer, hace que todo tenga un mejor sentido. No podemos escondernos para siempre, ni dejar de vivir por miedo al miedo. 
Somos finitos e infinitos y el tiempo se encuentra como aliado, unámonos al vaivén de las olas y olvidemos el revés. 
Nada como un par de palabras y gestos sin sentido que consienten nuestro sitio para pensar que el mañana es una ilusión y vivamos con encanto. 

Un lugar junto al mar nos espera, apartemos una docena de lugares para que todos vengan a escuchar el espectáculo. 
¡Aprovecha el día imitando su son!


Fotografía: Alex Espinosa