sábado, 10 de mayo de 2014

El lenguaje de las flores

El lenguaje de las flores es sumamente sutil y honesto. 
¿Cuántos mensajes se habrán enviado mediante ésta carta llena de color y fragancia? Las palabras siempre sobran y faltan pero junto a éste regalo todo parece haberse dicho sin lugar a dudas. Se recibe, se aprecia, se sonríe y se conserva. El momento más significativo no es cuando se regala sino el momento cuando se escoge, buscamos siempre la mejor de entre cientos de ellas, queremos que sea única, que sea especial. Es importante dar aquello que hable acerca de lo que siente nuestro sincero corazón. De entre todo lo efímero, regalar la belleza de una flor a quien merece amor y agradecimiento por darnos la vida es uno de los detalles más frágiles y nobles del ser humano; que el instante de su existencia nos recuerde que debemos esforzarnos en abrazar el presente con la misma intensidad. 


Fotografía: Alex Espinosa