miércoles, 2 de julio de 2014

Estar lejos


Vivir en un eterno panorama de vigilia. ¡Qué sensación de estar tan cerca de las miles de olas que rompen entre voces, silencios y suspiros! 
El momento se completa cuando viajan por encima de ellas un cúmulo de nubes que inspiran. 

¿Quién lo daría todo por estar así, aquí? ¿Quién ya lo ha dejado todo para reír y vivir sin sufrir? 

Estamos siempre en la incansable espera, estamos siempre con la mirada puesta en el horizonte para presenciar que ése algo suceda. 

¿Cuántos paisajes más veremos? Intentemos acercarnos volteando la vista hacia dentro. Estar lejos, también ayuda a sentirnos cerca; nos encontramos cada vez que nos retiramos. 


Fotografía: Alex Espinosa