jueves, 3 de julio de 2014

Mirar de frente

A ritmo va mi andar. 

¡Que viva el caminar! Aún estamos a tiempo, y siempre lo estamos mientras respiremos, mientras estemos unidos y sin titubear. 

Conozco bien ésa sensación de estar sentado y con ganas de volar; es como cuando la vista se torna en llanto y la sonrisa en canto, es ahí el momento oportuno para dejar que ése algo se quede olvidado atrás. 
Mirar de frente, seguir caminando; quizá la vida lo sigue planeando todo para traernos hasta aquí. 

¡Que viva el contemplar! A veces, muchas veces es lo único que hace falta, lo único para revivir. Un momento, un minuto, un recuerdo para volver a soñar. Somos eso y mucho más. 

Fotografía: Alex Espinosa