domingo, 10 de agosto de 2014

Concentración

Algunas veces conseguir la concentración adecuada requiere un poco más de esfuerzo. Y es que resulta tan fácil distraerse cuando los sonidos no son tan claros como parece. La vista y la memoria son los mejores aliados en momentos confusos, se debe mantener el ritmo y la claridad no importa qué. Entre tanto ruido y bullicio, todo debe seguir estando a tiempo. El mejor de los retos sobre todo saber disfrutar la presentación a pesar de lo que sea. 
La atención se sitúa en las pisadas, la tensión se disipa al encontrarse con las miradas que están a tu lado en armonía para crear música, para transmitir con la mejor de las intenciones el propósito de estar ahí, sobre el escenario. 

Fotografía: Alex Espinosa