miércoles, 20 de agosto de 2014

Lo que se ama no tiene caducidad

Fotografía: Alex Espinosa


Se vive, se ama, se lucha, se escapa. 
Se sueña, se abraza, se espera, se canta.

Días de intensa preparación, de terminar pendientes y dejar todo en su lugar, el viaje se planea y se disfruta en todos los aspectos. Es siempre una nueva sensación.

La música permanecerá por siempre, aunque pasen los años, aunque ya no estemos, aunque esos instrumentos se hagan viejos y se estropeen hasta quedar inservibles, aún así su sonido perdurará en perfección. Como la voz. 

En lo que se refiere al corazón, lo que se ama no tiene caducidad. Latente composición.