domingo, 3 de agosto de 2014

Respuestas

La mejor medicina siempre ha sido el amor. No hay duda alguna de eso. Sana por completo cualquier herida, permite que el alma se reconforte y el cuerpo se recupere con mayor rapidez. Desconocemos el por qué es tan eficaz éste sentimiento pero puedo asegurar que es el más poderoso de todos. Sí, definitivamente. Han pasado ya quince días desde que la vida de éste gatito valiente ha cambiado por completo y ahora él no puede estar más que agradecido. Muchas veces nos preguntamos del por qué de tanto sufrimiento, del por qué las cosas resultan así; hoy me doy cuenta que éstas preguntas siempre se responden días después. Lo veo, lo entiendo, lo agradezco. Lo que importa no son las preguntas sino las vivas respuestas. 


Fotografía: Alex Espinosa